El Retazo: Pla o artesanía sostenible para los pies



La globalización, tan denostada, a veces, tiene elementos positivos. "Me parece maravillosa esta oportunidad que nos da el mundo global- casi nada puede ser de un solo lugar cuando hablamos de más cantidad-. Para mí este concepto es una manera muy transparente de unir los mundos y que cada parte saque su aprovechamiento", explica entusiasmiada en una entrevista a ésta bitácora Irene Peukes, diseñadora y creadora de la firma Pla en el año 2012 junto a Araceli Iranzo (actualmente no participar en el proyecto) en la misma zona que da nombre a la marca en la isla de Mallorca.

Una comarca ubicada en el interior de la isla, alejada de las playas y el bullicioso turismo, conformada por una amplia zona de pueblos pequeños y campos llenos de encanto en los que la gente lleva una vida tranquila, basada en las cosas sencillas.



Ambas creaban ropa y complementos empleando tejidos naturales y trabajadores mallorquines y así, sin grandes esfuerzos, surgió Pla, "una marca de zapatos innovadora y con un estilo diferente cuyo diseño está pensado para producirse artesanalmente, a pequeña escala y con materiales naturales en distintas partes del mundo", tal y como describen en su web.

Modelos icónicos: Illetes y Bonanova
"Este zapato que fabricamos es útil porque sirve para caminar pero también es un capricho para nosotros ya que nuestras necesidades básicas están cubiertas. A través de los zapatos Pla podemos buscar de nuevo el sentido de las cosas sencillas y verlo con otros ojos", explica Peukes.

Irene, que siempre se ha interesado "por la evolución del arte contemporáneo y su cercanía a los modos y formas tradiciones de trabajo artesanal", señala que su única intención al crear los modelos que más representan Pla, 'Illetes' y 'Bonanova', es "hacer un calzado artesano con acabado sencillo gracias al saber hacer y la tradición zapatera de Mallorca".


Y tan importante es el acabado como los elementos empleados en su confección. "El yute se cultiva en Asia sin necesidad de abonos ni pesticidas en grandes cantidades parra que agricultores y artesanos puedan obtener beneficios", narra Peukes.

Una vez recogido el yute (material resistente, sostenible y de vital importancia económica), éste es trabajado por artesanas de Bangladesh. Todo ello se coordina a través de Cáritas Bangladesh, de acuerdo con el Cógido de Prácticas de Comercio Justo. Cada zapato lleva una sola trenza de yute con la que las artesanas le van dando forma sobre la horma con increíble habilidad y delicadeza. Para ello, cosen a mano cada vuelta de trenza con la anterior, uniéndolas a un forro de algodón que cubre el interior del zapato lo que le otorga una mayor comodidad. Todo ese trabajo es supervisado por Irene que viaja periódicamente a Blangadesh.

El zapato se termina en Mallorca donde se elabora, además, su peculiar suela suau, compuesta por una capa de textil y crepe natural, lo que suaviza la pisada. Finalmente los artesanos mallorquines unen las dos partes dando así un gran valor añadido al proceso que es totalmente manual. 

Precisamente toda esa labor y esfuerzo son apreciados por el cliente. "Es un producto muy diferente que cada vez gusta más en esta tendencia de nuestra sociedad de ir hacia productos sostenibles, gente que busca un producto auténtico y que sigue la línea de life slow y ecológico", indice Peukes a la vez que aclara: "Estamos teniendo una buena acogida también porque el hecho de probar los zapatos y ver que son tan cómodos sorprende a los clientes".

De pies a cabeza

Irene Peukes. Imágnes Pla.

En Pla también es posible encontrar prendas tipo camisas y vestidos y complementos como bolsos aunque se comercializan bajo Guate va vest. Los vestidos, realizados por artesanas de Guatemala desde el año 2010 con tejidos naturales tienen un diseño vanguardista con toques populares. "Para este verano hemos incorporado nuevos colores como el turquesa, el blanco y negro, un nuevo rojo con el nombre flor, el tierra y el azul negro sin olvidar los blancos puros o mezclados con azul que tanto gustan para el verano cerca del mar", indica Irene. 
2017 contará con dos nuvas sandalias en la familia Pla. Por un lado, el modelo 'Tramuntana' que se une a sus hermanos 'Illetes' y 'Bonanova' y la sandalia 'Soller'. Ésta última cuenta con suela de madera y tiras bordadas. Sus cintas de algodón, al igual que la ropa que complementa los zapatos, están tejidas por artesanas en Guatemala. Son resistentes y se adaptan de manera fácil al pie. Esta sandalia se une a los modelos ya existentes 'Formentor', 'Levant' y 'Deiá'.


¿Qué os parece Pla? ¿Cómo valoráis el trabajo de Peukes?
¡Gracias por los comentarios!/Thank you for your comments!

Posted in , , , , , , , . Bookmark the permalink. RSS feed for this post.

Leave a Reply

¡Gracias!/Thanks!

Search

Swedish Greys - a WordPress theme from Nordic Themepark. Converted by LiteThemes.com.