La puntilla amarga: ¿Rebajas sin remordimientos?



Los pequeños comercios y grandes superficies viven entre diciembre y febrero una de las dos citas más importantes del año en el sector: las ansiadas rebajas. Se trata de ese período en el que ofrecen descuentos en sus prendas y complementos y que los apasionados de la moda (y ofertas) no dejan pasar. 

Lista para comprar con cabeza

Hace un par de años publiqué, en el blog Cosas de Moda en el que colaboro de forma habitual, un artículo en el que daba algunos consejos a tener en cuenta a la hora de enfrentarse a las rebajas para evitar comprar productos que luego no usaremos simplemente por tener un precio decente. Os dejo a continuación algunas de esas sugerencias extraídas del post 'Claves sobre las rebajas de verano'


Recicla bolsos y consigue un nuevo aire para ellos con otros apliques.
  • Antes de salir realiza una lista realista con lo que realmente necesitas... Del mismo modo establece un presupuesto máximo.
  • En un conocido programa dedicado a ayudar a las personas a reorganizar su vida a través de sus múltiples e innecesarias pertenencias emitido en Divinity, el conductor del mismo le comentó a una de las participantes que si algo es una ganga es mejor no comprarlo porque en realidad no es necesario y solo nos dejamos llevar por el escaso valor.  
  • Seamos sinceros: muchas firmas aprovechan para rebajar prendas de temporadas anteriores. Toca pues, hacer memoria, y comprar prendas o complementos a los que echamos el ojo pero que nunca estuvieron en oferta y ahora sí lo están. 
  • Sí a los básicos: aprovecha para renovar prendas a las que vas a sacar partido como vaqueros, camisetas básicas, ropa interior...
  • Si no tienes claro lo que necesitas siempre puedes esperar a las segundas rebajas y darte algún capricho pero antes de ello recuerda los consejos anteriores.

Pese a repetir este tipo de recomendaciones una y otra vez son muchos los consumidores que anteponen el precio a todo lo anterior. Aunque estudié Periodismo actualmente trabajo en una tienda de ropa y puedo observar como artículos con escasa demanda a su precio habitual desaparecen como por arte de magia cuando llegan los descuentos. Y también advierto estupefacta la necesidad que tienen algunos clientes de comprar casi a precio de saldo pero ese es otro tema. 

Consumo responsable

No permitas que tus prendas duren tan solo una temporada. Imágenes Sophie Carmo.

Así pues y, desde hace cosa de un año, tanto en ésta bitácora (que poco a poco va resurgiendo del letargo al que estuvo sometida por abatares varios), como en mi vida intento seguir un consumo responsable: desde adquirir tan solo aquello que necesito a comprar en tiendas locales o de segunda mano. 

Todo ello gracias a nuevas amistades para las que la ropa es tan solo un abrigo o a iniciativas de las que os hablé en la entrada: '¿Un año sin comprar ropa?'. Desde esta plataforma os invito a profundizar más y conocer mejor lo que es el consumo responsable: "concepto definido por organizaciones ecológicas, sociales y políticas que consideran que los seres humanos harían bien en cambiar sus hábitos de consumo ajustándolos a sus necesidades reales y optando en el mercado por opciones que favorezcan la conservación del medio ambiente y la igualdad social. Es una manera de consumir bienes y servicios teniendo en cuenta las características sociales y laborales del entorno de producción y las consecuencias medioambientales posteriores".


¿Sois conscientes de vuestros hábitos de consumo en rebajas? ¿Conocéis el concepto de consumo responsable?

¡Gracias por los comentarios!/ Thank you for your comments!

Posted in , , , , . Bookmark the permalink. RSS feed for this post.

Leave a Reply

¡Gracias!/Thanks!

Search

Swedish Greys - a WordPress theme from Nordic Themepark. Converted by LiteThemes.com.